Ivermectina para mascotas

las mascotas y la ivermectina

La ivermectina es un medicamento usado en mascotas y humanos para tratar infecciones por parásitos.

La ivermectina se usa comúnmente tanto en perros como en gatos para una variedad de enfermedades diferentes. Se utiliza para tratar varios tipos de infecciones parasitarias. Tanto los parásitos internos como los externos se tratan frecuentemente con éxito con Ivermectina.

El propósito de la ivermectina es matar los parásitos. Lo hace al causar daño neurológico al parásito. Este daño resulta en parálisis y muerte del parásito, eliminándolo así del cuerpo de la mascota.

La ivermectina para perros y gatos es un medicamento antiparasitario que se usa para diversas infecciones que involucran lombrices intestinales, lombrices intestinales y otros parásitos.

Además, el medicamento se usa para tratar infecciones de parásitos pulmonares, parásitos intestinales, ácaros, sarna, etc. La ivermectina para la prevención del gusano del corazón se encuentra entre los muchos usos de este medicamento.

Mascotas

La ivermectina es efectiva contra los gusanos intestinales más comunes, con la excepción de las tenias, la mayoría de los ácaros y algunos piojos.

Este producto no es efectivo contra pulgas, garrapatas, moscas o trematodos. Es activo contra las larvas, matándolas rápidamente, pero no es eficaz contra los gusanos adultos, aunque se puede creer que puede disminuir su vida útil.

La ivermectina se administra mensualmente para la prevención del gusano del corazón, diariamente (o cada dos días) para el tratamiento de la sarna demodécica y semanalmente (o quincenalmente) para la mayoría de los ácaros.

Las aplicaciones más comunes son:

-Prevención mensual de la infección por dirofilariosis (anteriormente una pastilla diaria).

-Tratamiento de los ácaros del oído

-Infecciones por gusanos del corazón

-Tratamiento de la sarna sarcóptica, notoédrica o demodéctica.

La ivermectina para perros y gatos también tiene usos “no indicados en la etiqueta” o “fuera de la etiqueta”. Para perros, esto sería para ácaros, parásitos intestinales y capilaria. Sin embargo, para los gatos, se usa para tratar la sarna además de los ácaros del oído. Los usos fuera de la etiqueta o fuera de la etiqueta solo deben usarse con la dirección explícita de un médico.

Además de su uso en el mundo de la medicina veterinaria, los médicos también utilizan la ivermectina para tratar una serie de problemas de salud en las personas. En humanos, también es útil para eliminar parásitos como los piojos, la sarna, la oncocercosis y otras afecciones. Puede encontrar este medicamento disponible con receta médica para vía oral o vía tópico de venta libre en sucursales de Farmacias San Pablo.