Porque salen las llagas bucales

Porque salen las llagas bucales

16 octubre, 2020 Desactivado Por Neftali Ballesteros

Seguro que todos alguna vez en vuestra vida has tenido llagas bucales, pero es probable que nunca te hayas planteado cuáles son las posibles causas ni los significados que tienen están perturbaciones en nuestra salud.

Probablemente esto se deba a que esta afección pasa por nuestra boca sin pena ni gloria, es decir, que de la misma forma que aparece también desaparece, por eso muchas veces no nos preguntamos los motivos de su aparición.

¿Qué dicen las llagas bucales de nuestra salud?

Normalmente las zonas donde suelen aparecer las llagas bucales son en el interior de nuestra boca, e incluso, pueden aparecer en los labios. Una de las causas principales por las que salen las llagas es por la falta de higiene, y es que en muchas ocasiones se asocia con esto.

Aunque también tienen otros significados y otras connotaciones, ya que las llagas bucales, dicen mucho más de lo que creemos sobre nuestra salud.

Y es que muchas veces cuando estamos enfermos, es decir, que nos vemos afectados por algún virus, nos salen llagas. Normalmente las zonas donde suelen aparecer las llagas bucales son en el interior de nuestra boca

Otro factor que hacen que nos salgan es el estrés. Vivir acelerados no es nada bueno y no solo repercute en nuestra salud bucal sino también en otros muchos otros aspectos de la salud. Por este motivo, es necesario tomarse la vida de forma más calmada y pausada.

También son señales de que algo está fallando en nuestra alimentación, y es que también pueden significar que nos faltan vitaminas, como por ejemplo, el ácido fólico o hierro. Las alergias alimentarias también pueden ser las causantes de que en nuestra boca aparezcan las llagas.

Muchas veces después de haber visitado al dentista, nuestra boca se resiente , sobre todo después de que te haya hecho una limpieza de boca demasiado agresiva puede hacer que aparezcan estas afecciones. Por otra parte, y esta es la forma también más común de que salgan, es mordiéndonos la lengua.

¿Qué hacer?

Como hemos dicho normalmente las llagas aparecen y desaparecen de nuestra boca, por lo que aunque son molestas en un par de días ya no las tendrás.

Pero muchas veces las llagas pueden aparecer de forma continua, es decir, que aparezcan más de 2 o 3 veces al año, y es cuando tenemos que visitar al médico para que nos haga las pruebas pertinentes para poder averiguar que es lo que está provocando que te salgan de forma reiterada estas perturbaciones.

las llagas en la boca

Tratamiento

La mejor forma de hacer que las llagas se curen es enjuagándonos la boca con agua y sal, pero también lo puedes hacer con colutorios bucales especializados para curar las llagas.

Si las llagas son más severas deberemos aplicar alguna pomada con corticoides sobre la afta, e incluso, también tendrás que tomar alguna pastilla.

Pero lo más importante de todo es que tendremos que mantener una buena higiene bucal, aunque no solo mientras tengamos esta afección sino siempre, de esta forma podremos evitar en un futuro que nos salgan más llagas.

Los mejores tratamientos consíguelos en ofertas de buen fin donde puedes comprar todo lo que necesites para el malestar que estas pasando por tu boca y puedas sanar esa herida que tanto te molesta.

¿Cómo prevenirlas?

Una de la forma de prevenirlas es manteniendo una buena higiene bucal, de esta forma podremos evitar la aparición de las temidas llagas bucales. Por eso es necesario que después de cada comida limpiemos nuestros dientes, para que de esta forma eliminemos los restos de comida.

Por otra parte, también es importante que tengamos una buena alimentación, ya que si comemos sano podremos hacer que no salgan estas llagas. Además, también es necesario beber agua para que de esta forma tendrás hidratada la zona.

Causas

Tabaco

El consumo de tabaco puede causar llagas en la boca. Las llagas aparecen, muy probablemente, como resultado de la exposición a agentes irritantes, tóxicos y carcinógenos que se encuentran de forma natural en el tabaco.

Pero también pueden ser el resultado de sus efectos desecantes sobre el revestimiento de la boca, el aumento de la temperatura, los cambios en la acidez bucal o la disminución de la resistencia a las infecciones víricas, bacterianas y por hongos.