Colágeno para el cuidado de tu piel

Colágeno para el cuidado de tu piel

14 julio, 2021 Desactivado Por Neftali Ballesteros

Te dejamos dos opciones que te ayudan a mantener el cuidado de tu piel de una manera saludable y fácil a través de tu dieta.

Vitamina E

La potente capacidad de la vitamina E para neutralizar los radicales libres dañinos le ha valido el apodo de “la protectora”: vigila lo que entra y lo que sale de la piel. Los expertos consideran que la vitamina E es el antioxidante más importante porque, al proteger las membranas celulares, evita que se dañen las enzimas asociadas a ellas.

Mujer mostrando el rostro

Varios estudios han demostrado que la aplicación de vitamina E en la piel puede reducir los daños causados por la exposición al sol; sin embargo, para obtener una protección solar adicional, las personas pueden considerar tomar suplementos de vitamina E. Se ha demostrado que la suplementación con vitamina E en 400 miligramos al día reduce el daño fotográfico, las arrugas y mejora la textura de la piel.

Para incorporar la vitamina E a tu dieta, comienza a incluir fuentes naturales de vitamina E como los aceites vegetales, los cereales, la avena, los frutos secos y los productos lácteos. Las semillas y los frutos secos son especialmente ricos en vitamina E.

Cobre

Algunos minerales también son esenciales para la producción de colágeno. Uno de estos minerales es el cobre; de hecho, cuando el nivel de cobre dentro de las células de la piel aumenta, la producción de colágeno se incrementa.

El cobre activa una enzima llamada lisil oxidasa que es necesaria para la maduración del colágeno. La lisil oxidasa activa une las fibras de colágeno con otras fibras de soporte, ayudando a formar el andamiaje que sostiene la piel y los tejidos blandos. Debido a su papel en la producción de colágeno, el cobre también mantiene sanos los huesos, el corazón y los vasos sanguíneos.

Cobre colágeno

El cobre también actúa como antioxidante, neutralizando los radicales libres y ayudando a evitar que dañen las células de la piel o los tejidos.

Los adultos necesitan 1,2 mg de cobre al día, que deberían obtener de una dieta diaria de alimentos saludables. Puede encontrar cobre en alimentos como las nueces, los riñones, el cangrejo, los frutos secos, los copos de salvado, las setas, los mejillones, los anacardos y los calamares.

Ten en cuenta que el cobre es un metal potencialmente tóxico, por lo que no deben tomarse suplementos que contengan más de la CDR de cobre.

<<Más: Conoce sobre la función de antioxidantes