Cuida tu piel con acné durante tus vacaciones

Cuida tu piel con acné durante tus vacaciones

14 junio, 2020 Desactivado Por Neftali Ballesteros

Llega el buen tiempo y las personas que padecen de piel grasa, pueden notar cómo su problema se ve incrementado con el calor y provoca la piel con acné.

Poco a poco, las altas temperaturas van haciendo que las glándulas sebáceas se descontrolen, de manera que es muy habitual que, si tienes la piel grasa, percibas que tu cutis parece ‘brillar más que el sol’ y se multiplica la aparición de granitos e impurezas. Recuerda que los cuidados para la piel seca deben ser distintos a los antes mencionados. 

Si a esto unimos el sudor o la humedad ambiental, no es de extrañar que, a veces, te sientas impotente para poder evitarlo. 

A diferencia del invierno donde las pieles secas sufren mucho la deshidratación y la sensibilidad, el verano y la primavera agravan los problemas de las pieles grasas y con impurezas.

Ese aumento de la temperatura estimula la producción de sebo y dilata los poros, por lo que la piel está más expuesta a la contaminación y suciedad del ambiente pudiendo causar infecciones y obstrucciones que dan lugar a los temidos granitos, espinillas, puntos blancos y negros o brotes de acné.

 Es recomendable una serie de pautas para evitar los brotes agudos en pieles con tendencia acnéica durante el verano: no exponerse al sol mientras se lleve maquillaje, no usar pañuelos desechables para limpiarnos la cara, en muchas ocasiones no suelen estar limpios y depositan más suciedad al rostro.

Exfoliar la piel periódicamente, no intentar tocar ni explotar las espinillas, evitar comidas con alto valor calórico, beber al menos dos litros de agua al día.

 Pero tranquilo, todo tiene solución. Toma nota de estos consejos para tus próximas vacaciones de verano para cuidar la piel con acné:

Consulta a tu médico

Si tu piel sufre acné, consulta antes de usar cualquier producto cosmético con tu dermatólogo, él mejor que nadie sabe lo que tu piel necesita tras elaborar un diagnóstico sobre la misma.

Descansa

Mujer durmiendo tranquila

Duerme las horas que necesites, es primordial descansar bien para lucir una piel saludable y con más brillo.

Limpia

Limpieza facial tanto de día como de noche, con algún producto específico para este tipo de pieles, a ser posible con movimientos circulares y mucha hidratación, también a la hora de aclarar.

Se recomienda no usar jabón, ya que puede resecar aún más nuestra piel pero sí un dermolimpiador como jabon avene, el cual es indicado para las pieles sensibles con tendencia al acné. Recuerda que estos productos no lastiman la dermis del rostro y proporcionan la correcta limpieza a la cara. 

Tónicos

Tras la limpieza, conviene usar un tónico astringente para intentar reducir el exceso de grasa, así como para evitar que se formen poros y otras impurezas.

Mascarillas

Hacer uso habitualmente de las mascarillas, siempre sobre la piel limpia y sin llegar a la media hora tras su aplicación. También algún peeling de vez en cuando, como manera más sencilla de eliminar células muertas.

Alimentación

Cuida tu alimentación, optando por las frutas, verduras, carnes bajas en grasa (a ser posible blancas como el pollo o el pavo) y mucha fibra. Nada de alimentos a base de azúcar refinada, alcohol o carnes rojas.

Higiene

Chica limpiando su cara

Sé muy, muy, ¡muy! meticuloso con la higiene. Intenta no tocarte la cara con las manos sucias y tenerlas siempre limpias a la hora de aplicar cualquier crema, loción o tónico. También es importante usar un excelente protector solar facial

Tampoco te toques los granitos si no quieres provocar una inflamación y posterior infección o aparición de impurezas.

Ejercítate

Practica ejercicio siempre que puedas, está demostrada su importancia para la piel, sobre todo el aeróbico, pues el sudor ayuda a eliminar toxinas y mantenerse en un peso saludable, siempre es positivo para su elasticidad y tersura.

Bien, ahora que sabes como cuidar tu piel con acné, sal a divertierte en tus vacaciones y disfruta del rico y delicioso calor del verano.