Consejos para curar heridas

Consejos para curar heridas

12 noviembre, 2020 Desactivado Por Neftali Ballesteros

La piel es el órgano más grande del cuerpo y nos proporciona a cada uno de nosotros una barrera protectora. Las heridas son una avería en la función protectora de la piel. Cuando tengas una herida, es importante que las cuide adecuadamente.

La curación de heridas es un proceso complejo y hay muchas cosas que puede hacer para ayudar (o dañar) este procedimiento:

Aquí hay ocho consejos para ayudar con la curación, eso sí, te recomendamos tengas a la mano una farmacia servicio a domicilio 24 horas para que estés listo para una emergencia de esta magnitud.

1. No te mojes la o las heridas

Esto mantiene la herida demasiado húmeda y puede propagar bacterias de otras partes del cuerpo. Puedes mantener la herida seca usando un yeso/protector de heridas o usando una envoltura de plástico para cubrir el área de la herida.

Este paso se recomienda sobre todo si las heridas se derivan de una intervención quirúrgica.

2. No limpies tu herida con jabón o productos químicos

No uses alcohol, peróxido de hidrógeno o jabón simple en tu herida. Pueden ser perjudiciales para la curación de la piel y retrasar el proceso de curación. En cambio, limpia tus herida únicamente con agua salada, agua esterilizada o agua destilada.

3. Controla tu azúcar en sangre

Controlar tu glucosa con regularidad. Cada vez que tu nivel de azúcar en sangre supera los 140, perjudica tu curación.

Asegúrate de vigilar tu dieta y tomar tus medicamentos. Si tu nivel de glucosa sigue siendo demasiado alto, habla con tu médico de atención primaria sobre cómo controlarlo.

Te puede interesar: Mantén tu corazón Sano

4. Aumente tu ingesta de proteínas

La proteína es lo que constituye los factores de crecimiento que tu cuerpo produce para curarse a sí mismo. Consume de tres a cuatro porciones de proteína al día. Si tu nivel de proteína es muy bajo, se ralentizará la curación.

Diferentes proteínas

Para la mayoría de las personas, el cuidado de las heridas es bastante sencillo. Limpia la herida en casa, cúbrela con una venda y deja que se cure naturalmente, pero si has estado cuidando adecuadamente tu herida y no has visto ningún progreso o estás preocupado, puede ser más grave de lo que pensabas, habla con los expertos,